Cómo contratar a un Detective Privado

¿Sospechas que tu pareja, esposa o esposo está involucrado en actividades extraconyugales? ¿Quizás estás siendo demandado por un reclamo de lesiones personales? ¿Eres dueño de un negocio y tienes un problema con un proveedor, un competidor o un empleado? Cualquiera que sea el problema, contratar a un detective privado local podría ser la solución que necesitas.

Encontrar un detective privado confiable y calificado puede ser una tarea difícil. Aquí hay algunos consejos sobre cómo seleccionar al mejor investigador privado local para resolver tus problemas:

Consejos para contratar un detective

1. Obtén referencias 
Es probable que necesites compartir información personal con esta persona, por lo que es importante encontrar a alguien confiable. Investiga lo más que puedas sobre el detective. Pide recomendaciones, consulta las calificaciones y opiniones de sus perfiles sociales o página web.

2. Comprueba su registro
Dependiendo del país e incluso de la jurisdicción, es muy probable que para ejercer la actividad de detective privado sea requisito estar habilitado o registrado en alguna entidad oficial. Si este es el caso pide ver copias del registro o matrícula habilitante. Una agencia a o detective serio no tendría ninguna objeción en mostrar esta documentación.

3. Pregunta sobre su experiencia y formación
Para asegurarte de que tu caso se trate como corresponde, busca un detective que se especialice en la tarea que tu necesites. Pregunta acerca de cuántos trabajos similares a lo que tu requieres han hecho en el pasado y qué resultados tuvieron esos trabajos.

4. Asegúrate si tiene seguro
La mayoría de los investigadores privados serios están asegurados contra accidentes personales y responsabilidad civil. Si bien no es necesario para todos los trabajos, si algo sucediera durante la ejecución del trabajo, como contratante, serías responsable si no hubiera cobertura de seguro.

5. Confidencialidad
Es muy probable que trates con información delicada cuando trabajes con un detective privado y necesitas estar seguro de que el detective que contrates será discreto y respetuoso de la información compartida entre ambos.

6. Asegúrate de estar preparado para lo que un detective privado pueda descubrir
Por último, y no menos importante: debes tener siempre muy en claro que contratarás a un detective privado para que descubra algo que muy probablemente no te guste, especialmente cuando se trata de personas cercanas a usted. Asegúrate de estar preparado para lo que el detective pueda descubrir.

Cómo es el proceso de contratar un detective privado

La gran mayoría de las consultas que reciben los detectives privados son sobre «casos personales». Entendemos por casos personales los casos que involucran infidelidad, custodia de menores, división de vienes, etc.
La siguiente es la metodología típica para contratar a un investigador privado para un caso personal.

El primer contacto

En la mayoría de los casos personales, el proceso comienza cuando el cliente potencial llama por teléfono a la agencia de detectives y habla con una recepcionista. Si la consulta puede ser respondida por la recepcionista (como pueden ser consultas sobre horarios de atención o fijar una cita) ella contestará la pregunta. Si la consulta es algo compleja, como un cónyuge infiel o un asunto de custodia de menores, la recepcionista enviará la llamada a uno de los detectives del staff.

Preguntas Frecuentes

Una de las preguntas más habituales es «¿Cuánto cuesta el servicio?». Desafortunadamente, esta no es una pregunta que podamos responder sin antes hacer algunas preguntas sobre el caso. Esto es algo lógico, no se pueden pasar tarifas ni presupuestos sin tener información, ya que cada caso es diferente y requerirá distintas acciones y tiempos.

Entonces, debes estar preparado para que el detective privado te haga preguntas generales como ¿Por qué crees que te engaña?, ¿Cuánto tiempo has sospechado que algo podría estar pasando? o ¿Tienes alguna idea de quién podría ser el otro hombre/mujer? Estas llamadas de consulta son sin cargo y sirven para que el detective evalúe si tiene sentido seguir adelante.

Primer encuentro

Si lo conversado telefónicamente prospera se programa una reunión de consulta que suele durar alrededor de una hora en la oficina del detective privado. Esta entrevista personal tiene dos propósitos. En primer lugar, les da a todos los involucrados una mejor oportunidad de ver si se sienten cómodos trabajando con la otra parte. En segundo lugar, sirve para que el detective recopile más información y obtenga más detalles sobre el caso.

Con la información disponible el investigador ya estará en condiciones de elaborar una estrategia y trazar un plan, y también podrá hacer un presupuesto y establecer la tarifa de sus servicios, enviándole al cliente una propuesta de trabajo y el precio final.

Obviamente, no siempre es posible reunirse en persona. En algunas circunstancias, la persona que llama está fuera de la ciudad. En otros casos, las limitaciones de tiempo simplemente no permiten una reunión en persona. En estas situaciones, la información pertinente y los arreglos de pago se pueden hacer por teléfono. No obstante lo recomendable es reunirse personalmente al menos una vez con el detective.

También puede ocurrir que el detective no tenga recepcionista, o que ni siquiera tenga oficina. Esto no los convierte en un mal detective privado, pero lo que si es seguro es que el proceso de contratar a un detective privado será diferente.